Homenaje a Doña Elena Salvarezza: “Una vida por amor”

Sección: Artículos Periodísticos | 11 de septiembre de 2005 | Sin Comentarios

– Por amor se vino a Río Colorado, con apenas 23 años, para acompañar a su marido, su querido “Junco” que había obtenido el nombramiento de Médico Municipal en la Salita de Primeros Auxilios, y deja en Buenos Aires su flamante casa de Modas y su renombrada clientela, entre las que se contaban conocidas estrellas de cine y teatro y de la alta sociedad. Corría el año 1933. Nunca se arrepintió de haber tomado esta decisión. “No me imaginaba que Río Colorado era así… ¡¡no había nada!!…era un desierto…” ella que siempre vivió en Buenos Aires y sólo conocía Mar del Plata.

– Por amor acompañó a su marido en aquellos años de incertidumbre y escasez. Plata no había…se intercambiaban los servicios. La gran cantidad de leche que recibía en su casa por la atención médica de la familia del lechero, la repartía entre los niños pobres. Hasta aceptó de buen grado, que su esposo regalara un flamante tapado de lana que no había estrenado, a un paciente indigente que debía trasladarse a Bahía Blanca y no tenía abrigo!!

– Por amor a la iglesia y a su religión integra la Comisión de Damas para construir la capilla de La Adela, que se inaugura en 1935 y consigue la instalación de un sacerdote permanente en Río Colorado, el padre Tranquilino Filapello en 1936.

– Por amor al prójimo y a los más necesitados abraza los ideales del peronismo de la primera hora y con un grupo de mujeres, todas las tardes en la Unidad Básica se reunían para coser y reparar ropa usada a fin de ser distribuida entre los más necesitados. Nunca ostentó cargos políticos, siempre trabajó desde el llano.

– Por amor a la gente trabajadora nunca dejó de pagar a sus empleados, ya sea en la chacra o en el campo y a nadie dejó sin realizar sus aportes. ¡Cuántas personas de Río Colorado le deben su haber jubilatorio a los trámites que realizara Doña Elena!

– Por amor a la educación y a la reivindicación femenina, consigue la creación de una Escuela Profesional de Mujeres en Río Colorado en 1952. Muchas de las profesoras de Actividades Prácticas que ejercieron en las escuelas primarias de la zona, fueron preparadas en este establecimiento que, por desgracia, tuvo corta duración.

– Por amor a su familia, crió y educó a sus cuatro hijos en los sanos principios de la caridad cristiana y honestidad, sin abandonar en ningún momento de atender las mínimas necesidades de todos y cada uno de los integrantes de su hoy numerosa familia, ya sea con hechos concretos o con sus frecuentes oraciones, aún en su lecho de enferma.

– Pero, por sobre todo, por su AMOR A DIOS, que guió todos y cada uno de sus actos en esta tierra, es que, la vida de Doña Elena, mujer, madre, esposa, ciudadana, es un ejemplo que todos debemos imitar.

Máximo Juan José “Junco” Salvarezza, nació en Concepción de Uruguay el 19/11/1899 y falleció en Río Colorado el 12/2/1982.
Diágora Elena Russó de Salvarezza, nació en Buenos Aires el 19/6/1910 y falleció en Río Colorado el 11/9/2005.

Dejar un comentario